Buffy Sainte-Marie

Esta indígena canadiense y estadounidense es, además de música y cantautora, una reconocida artista visual, educadora, pacifista, activista social y compositora ganadora de un Oscar a la mejor canción. A lo largo de su carrera, su producción artística se ha centrado especialmente en denunciar la situación y problemáticas de las tribus indígenas en América del Norte. 

 

INICIOS

Beverly Sainte-Marie nació el 20 de febrero de 1941 en la reserva Piapot 75, Canadá. Hija abandonada por sus padres biológicos, fue adoptada por Albert y Winifred Sainte-Marie, una pareja de Massachusetts descendiente de la etnia Mi’kmaq. Sainte-Marie se graduó en educación y filosofía oriental en la Amherst Universidad de Massachusetts con matrícula de honor.

Sainte-Marie aprendió a tocar el piano y la guitarra de manera autodidacta cuando era adolescente. Algunos de sus temas más reconocidos ya los había compuesto en esta época. Más tarde aprendió a tocar la armónica, el ukelele, la cítara diatónica y el arco musical, tal como se aprecia en la foto, además de diversos instrumentos de percusión.

 

CARRERA MUSICAL

Para 1962 Buffy ya andaba de gira en diversos festivales de folk, salas de conciertos y reservas de nativos americanos por todo el territorio estadounidense y canadiense. Era asidua del Village, donde se relacionaba con otros paisanos canadienses como Leonard Cohen, Neil Young o Joni Mitchell

En 1963 se enganchó a la codeína después de usarla algún tiempo para recuperarse de una infección de garganta. Esta experiencia le valió para componer su tema “Cod’ine” luego versionado por Donovan, Janis Joplin, The Charlatans, Quicksilver Messenger Service, Man, The Litter, The Leaves, Jimmy Gilmer, Gram Parsons, Charles Brutus McClay, The Barracudas, The Golden Horde y Courtney Love.

En 1964 fue adoptada por el benjamín del jefe Piapot de su reserva, lo que le otorgó un importante título en la cultura de los nativos americanos. También ese año fue escogida como la mejor artista revelación por la revista Billboard. A partir de entonces algunos de sus temas como “Now that the Buffalo’s gone” o “My country ‘tis os thy people you’re dying” denuncian de manera directa el maltrato a los nativos americanos y fueron muy controvertidos y mal recibidos por una sociedad estadounidense y canadiense muy falta de autocrítica. A finales de los sesenta Buffy empezó a combinar las apariciones y actuaciones televisivas con su carrera musical e incluso fundó la ONG Nihewan Foundation for American Indian Education. También compuso e interpretó el tema principal de la banda sonora de la película Soldier Blue. Los frentes y la diversidad artística de Sainte-Marie proseguirían en las siguientes décadas.

En 1968 se casó con el profesor de surf Dewain Bugbee pero no sería hasta 1982 en su tercer matrimonio, en esta ocasión con el compositor Jack Nitzsche (venerado por Tarantino entre otros), que Buffy encontraría algo de la paz de espíritu que su pueblo tanto anhela.

Fue una de las primeras artistas en grabar su música usando Apple II y Macintosh ya a principios de los ochenta. Uno de sus primeros temas en los ochenta fue el tema “Up where we belong”, tema principal de la película Oficial y caballero (1982), que fue interpretado por Joe Cocker y Jennifer Warnes. Dicha canción recibió el Oscar a la mejor canción original ese mismo año.

Después de un parón de 16 años, lanzó el álbum Coincidente and likely stories (1992). Este trabajo incluía temas de denuncia social, como es de costumbre en Sainte-Marie. Concretamente el tema “Bury my heart at Wounded Knee” pasó a ser uno de sus himnos.

A partir de entonces, esta polifacética artista pasó a combinar sus labores benéficas con su carrera musical y algunos parones para dedicarse también a su vida personal. Por este motivo, pasó de sacar un álbum por año en las décadas de los sesenta y setenta a hacerlo cada cuatro pero aún sigue muy activa. 

En el año 2008 Buffy denunció haber sido puesta en una lista negra desde los 70 junto a otros artistas nativos por parte de las emisoras radiofónicas estadounidenses a causa de su activismo en defensa de los nativos americanos y el movimiento del Poder Rojo. Conspiración o no, llama la atención que hasta la fecha Sainte-Marie ha lanzado un total de 17 trabajos de estudio, de los cuales tan solo 6 se han clasificado para las listas en Estados Unidos o el Reino Unido. Su último álbum Medicine songs (2017) sigue demostrando su vertiente más rockera, rebelde e indígena.

 

 

LEGADO

Aunque muy desconocida fuera del continente americano, Buffy es una artista y personalidad muy valorada en Canadá y Estados Unidos. Su música figura en una gran variedad de películas de alto presupuesto, entre ellas la ya presentada anteriormente “Up where we belong” presente en Oficial y Caballero, pero también otros taquillazos como Moulin Rouge o Once upon a time in Hollywood de Quentin Tarantino.

También aparece en diversos documentales acerca de la contracultura de los sesenta, numerosos capítulos de diversas series como Padre de familia y en diversos programas de talentos como Idol, X factor o American Idol. Como actriz, ha protagonizado diversos trabajos ya fuera interpretando temas en programas diversos o, sobre todo, en TV movies o series dedicadas a la comunidad de nativos americanos, tales como Indian time (1989) o Esta es nuestra tierra (1991).

Sainte-Marie fue una pionera de los sesenta que alentó e inspiró a otras rockeras posteriores, entre ellas, Melanie y Janis Joplin, pero también a otras muy posteriores como Courtney Love.

 

Indigo girls también versionaron su lema “Bury my heart at Wounded knee”.

Podemos encontrar su estela en las letras y el estilo de diversas artistas posteriores, especialmente en las también canadienses Alanis Morrissette y Melissa Auf der Maur.

 

Como no podía ser de otra manera, esta pionera también ha sido la principal influencia de otras intérpretes nativas americanas como Sandra Sutter, Tchiya Amet o Kelly Derrickson.

 

Pero repito la influencia de Sainte-Marie no se limita a otras artistas nativas americanas o canadienses, también ha sido un pilar en el que se han inspirado la primera Shakira, 4 Non Blondes y Melissa Etheridge entre otras.

5 comentarios en “Buffy Sainte-Marie

  1. La codeína me imagino que la tomó como antitusivo y analgésico (en Estados Unidos es, o al menos era, bastante habitual su consumo); es un alcaloide del opio, como la morfina, de ahí esa adicción que comentas. Precisamente estoy la leyendo la autobiografía de otro músico nativo americano canadiense (bueno, en realidad, sólo medio indio), Robbie Robertson, el que fuera integrante de The Band, por cierto un libro buenísimo, muy recomendable. De la protagonista de hoy no sabía nada, salvo la canción de “Oficial y Caballero”, que no sabía que era suya, y el tema “Cod’ine”. Una vez más me ruborizo al conocer a estas mujeres silenciadas por las historias musicales habituales. Gracias por la labor que haces, Marta. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchísimas gracias Raúl, tú complementas mis entradas como nadie con tus comentarios. La verdad es que me sorprendió mucho lo de engancharse a un medicamento para la infección de garganta pero no hay más que ver a las artistas (Janis Joplin y Courtney Love) y los artistas que han versionado el tema para entender que se trata de una droga poco blanda. Ya con lo que comentas del opio queda requete confirmado.

      No te ruborizes, es la triste realidad de este blog, todo el talento que desconocemos de las mujeres en el rock. Un abrazo fuerte.

      Le gusta a 1 persona

      • La adicción es menos potente que con la morfina y, por supuesto, menor que con la heroína, que es una sustancia de semisíntesis obtenida a partir de la morfina. Aún así, no conviene tomar codeína sin control porque, efectivamente, puede ser adictiva. En España antes se utilizaba más, sobre todo como antitusivo; en los Estados Unidos, en cambio, como analgésico, y para esta indicación creo recordar que las dosis son mayores.

        Le gusta a 1 persona

  2. hello a todos….respondiendo bien tarde gracias al lindo internet que goza nuestra linda republica,,,una porqueria.
    bien pasemos al comentario musical : yo si la conocia a partir de la proyección de la pelicula las fresas de la amargura aqui en los cines de la capital,,,vi la pelicula,,,compre el disco (lp) que todavía lo tengo y es de coleccion , por supuesto su cancion el circulo del juego (1970) fue un hit aqui en venezuela….una casa importadora de discos (don disco ) trajo casi todo el material de esta artista increible.
    gracias a Mae por este pequeño homenaje…..besitos y saludos desde la maltratada republica de venezuela….ismael

    Le gusta a 1 persona

Responder a ismael noguera Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s